Bienvenidos

Damos la bienvenida a quienes nos visitan. Nuestro propósito es ejercer la defensa y difusión de la tradición católica desde la feligresía de su principal baluarte: la Fraternidad Sacerdotal San Pío X. Especialmente cuando, una vez abiertos ciertos espacios de recuperación frente a la acción devastadora que siguió al Concilio Vaticano II, se ve hoy atacada por muchos falsos tradicionalistas (cismáticos, sedevacantistas, rebeldes sin causa) que pretenden disfrazar de celo apostólico lo que es verdadera deserción.


"La Tradición recibe la palabra de Dios, encomendada por Cristo y el Espíritu Santo a los apóstoles, y la transmite íntegra a los sucesores; para que ellos, iluminados por el Espíritu de la verdad, la conserven, la expongan y la difundan fielmente en su predicación".

(Catecismo de la Iglesia Católica, 81)


"Nuestra identidad es el único medio eficaz para ayudar a la Iglesia a restaurar la Cristiandad"

(Mons. Bernard Fellay, 16 de Julio de 2012)

DÓMINO SERVIÉNTES, SPE GAUDÉNTES

"Yo estaré en agonía, por causa de las almas más beneficiadas, hasta el fin del mundo. Durante este tiempo de agonía –hijo mío- nadie debe dormir”
(
Ntro. Sr. Jesucristo, en: “Una visión profética del Padre Pío”)

EN RECUADRO

QUE NO NOS ESCANDALICE LA PASIÓN DE LA IGLESIA


La vemos desfigurada, cargando la cruz y coronada de espinas.

Escarnecida por el mundo y traicionada por muchos que visten de blanco, de escarlata, de negro, de jean.

Pero es la Iglesia, y por eso debemos ver en ella a Nuestro Señor Jesucristo que revive la Pasión en su Cuerpo Místico.

Más que nunca permanezcamos fieles, sosteniendo la Tradición católica cuando tantos huyen pretextando: “No, no es la verdadera Iglesia”, o “La Iglesia ha quedado sin Cabeza Visible”.

Es el testamento que ha dejado nuestro venerado Monseñor Marcel Lefebvre a sus verdaderos herederos.


Ver nuestra entrada: LA PASIÓN DE LA IGLESIA

12/3/16

QUINTACOLUMNA DE LA ROMA CONCILIAR


La progresía seudocatólica está de parabienes con la falsa resistencia pergeñada por el obispo desertor Williamson y sus secuaces.

Hoy lo secunda en la penetración destructora de la Tradición Católica el "monseñor" Faure.

Si en uno hubo un error de nuestro venerable Fundador Monseñor Marcel Lefebvre al consagrarlo -y nos referimos a Williamson- en el otro luce su enorme acierto al negarle el episcopado en su momento. Si hoy ostenta tal dignidad, más que sospechosa en su validez, se debe a la parodia a que nos tienen acostumbrados estos "resistentes".

Aunque su ministerio infernal pende de un hilo, como se desprende del mismo artículo que transcribimos abajo, no debemos descuidarnos. Su perversidad queda a la vista en el número y la forma de sus embates, y hasta en el uso del nombre de nuestro Fundador para confusión de los católicos de buena fe.











Paz, Guerra


Lo poco dentro de nuestro poder, hagamos, entonces Dios
Puede escatimar por eso la vara bien merecida.

He aquí algunas pequeñas buenas noticias y algunas grandes malas noticias, pero el balance puede ser remediado un poco por ser las malas noticias del mundo mientras que las buenas noticias son de la Iglesia. Primero las tres buenas noticias.

A principios de Febrero en el Seminario “Resistente” de San Grignion de Monfort cerca de Angers en Francia, hubo una reunión de la media docena de sacerdotes franceses de la Unión Sacerdotal Marcel Lefebvre, USML para abreviar. Monseñor Faure presidió. El Padre Bruno, monje benedictino, co-ordinó. La USML todavía no tiene estructura de la cual valga la pena hablar, no más que lo hizo el remanente de sacerdotes fieles sobreviviendo al desastre del NOM y del Vaticano II, pero vigorosas discusiones sobre acción a tomar por el USML no previnieron una reunión de mentes. La Fe puede mantener a los amigos en USML juntos por un tiempo aún.


Después, al día siguiente cinco jóvenes, tres de Francia, uno de Inglaterra y uno de Italia, recibieron la sotana de las manos de Monseñor Faure en una Misa Pontifical celebrada en la iglesia del Convento de Frailes dominicos en Avrillé. Bajo el impulso de la UMSL el Seminario abrió el otoño pasado con ocho seminaristas, de los cuales uno solamente no está mas allí. Ellos reciben una gran parte de su educación diaria en el mismo Convento por los sacerdotes dominicos, quienes están así devolviendo una deuda de sus propios orígenes a la Fraternidad de Monseñor Lefebvre y al Seminario en Écône, donde sus tres pioneros, todavía sus líderes de hoy, recibieron su educación inicial en filosofía y teología en los finales de los 1970 y principios de 1980. Verdaderamente, “Se cosecha lo que se siembra”. Pero de la Neo-Fraternidad de Monseñor Fellay, que se destina al infierno de la Roma Conciliar, estos Dominicos se apartaron prudentemente el año pasado.

Y, la última parte de las buenas noticias de Francia es que de ninguna manera todos los sacerdotes de la FSPX en el Distrito de Francia están ciegamente siguiendo a su falso líder. ¿Cómo lo podrían ellos, cuando el actual jefe de la Roma Conciliar comete día a día, de palabra y obra, una atrocidad tras otra contra la Fe Católica, como si él estuviera resuelto a destruir la Iglesia entera? La Fraternidad de Monseñor Lefebvre está talvez hundiéndose, y puede aún hundirse en esta arrolladora tormenta de liberalismo y neo-modernismo, pero todavía no se ha hundido. Debemos rezar a Monseñor Lefebvre en caso que él pueda salvar su Fraternidad de los liberales engañados en cuyas manos ella ha caído.

La mala noticia del mundo (ver http://​www.​tfmetalsreport.​com/​blog/​7422/​dangerous-moves-new-cold-war) es que la Guerra Fría entre Occidente y Rusia se está cal entando nuevamente y deviniendo más peligrosa que nunca desde la crisis cubana de misiles en 1961. En particular, a fines de Enero, el gobierno de los Estados Unidos anunció su decisión de poner una brigada de combate completamente equipada, móvil pero permanente, en los países de Europa del Este lindando directamente con Rusia, desde los Estados Bálticos para abajo hasta Siria. Nunca la fuerza militar de Estados Unidos ha sido puesta tan cerca de Rusia. La más cercana previa fue Berlín. Y la carrera de las armas está de vuelta. Ambos lados están modernizando sus armas nucleares, ahora mucho más costosas y peligrosas, siendo más pequeñas, más precisas, más controlables y por consiguiente más “usables”. El reloj nuclear está haciendo tic-tac – a 11h57, dicen algunos – y no hay debate.

¿Cómo pueden los medios Occidentales no hacer saber de una situación desarrollándose tan dramáticamente? Es porque ellos están controlados por los enemigos de Dios y del hombre que quieren la Tercer Guerra Mundial que les de a ellos la dictadura global a la cual están convencidos que tienen derecho. ¿Hay una esperanza humana para pararlos de infligir sobre todos nosotros su locura criminal? No depende de ellos, sino de Dios a quien ellos están sirviendo como un flagelo para nosotros, humanidad que ha rechazado a su Dios. Que cada uno de nosotros rece el Rosario y cumpla con sus deberes diarios. Podemos hacer muy poco más. Podemos hacer nada menos.

Kyrie eleison.

 

8 comentarios:

Anónimo dijo...

La mentira tiene patas cortas...

Anónimo dijo...

No sé a qué se refiere el comentarista anterior: si es a la mentira de estos personajes (Williamson, Faure, Dom Tomás) que terminaron desertando, está bien: cuando llegó el momento de la verdad de la obediencia a Roma, se sacaron la careta y se mostraron tal cual son (rebeldes, desobedientes, cismáticos); si es para criticar el artículo, ya sabemos quién puede ser, el de siempre, el que no tiene impedimentos en mentir para hacerse pasar por "tradicionalista" o comentarista "objetivo" cuando no lo es, sino que es un saboteador más.

Anónimo dijo...

...solo sesea...

Anónimo dijo...

Estimado ¿Por qué afirma que es dudosa la validez de la consagración de Mons. Fauré?

Hacia la Verdadera Cristiandad dijo...

La duda es subjetiva, no lo tome a mal. Pero tenemos en cuenta, en primer lugar, la razón por la que S.E.R. Monseñor Marcel Lefebvre no lo consagró en su momento.
Y en segundo lugar, aunque no menos importante, que no había un estado de necesidad justificante en el momento de su consagración, a diferencia de lo sucedido con las consagraciones que hizo Monseñor Lefebvre en su tiempo.
Agradeceríamos conocer su posición al respecto. Quizás llegaríamos a compartirla.
Nuestro afectuoso saludo.

Anónimo dijo...

Tomado del blog "Sursum Corda", el cual emite sus propias dudas (no certezas):
Estimado EM,
muchas gracias por su comentario. Creo que debemos hacer una serie de aclaraciones que pueden darse a confusión:

1. Daniel Dolan no es obispo porque Monseñor Lefebvre le colocó una sola mano al momento de la ordenación presbiterial. Eso lo hizo porque hasta él venía ordenando diáconos. Los testigos oculares (yo pude hablar con un presbítero de la FSSPX que me confirmó el hecho) concuerdan en que sólo ocurrió eso con Daniel Dolan y que, advertido Monseñor Lefebvre en la sacristía, estuvo a punto de proceder a una ordenación sub-conditione, pero fue persuadido de que la ordenación era válida.
2. Richard Williamson fue ordenado en la misma ceremonia, pero en su caso, la ordenación se realizó tal como prescribe el ritual.
3. Las dudas sobre la validez de las ordenes conferidas (no así recibidas) por Monseñor Richard Williamson se debe a que él, según cierta evidencia, estaría enrolado en la masonería, y por lo tanto, las ordenes conferidas por él serían inválidas por defecto de intención de Richard Williamson.

Esto es lo que ellos sostienen. Creo, no obstante, que sería muy necesario hacer una profunda investigación y un listado de todos los presbíteros ordenados por Williamson.

En Cristo Nuestro Señor,
RM

Lo que quedad claro es la ilicitud de las ordenaciones de Mons. Williamson.

Anónimo dijo...

Canónicamente hablando basta para que la ordenación sea válida, que la realice un obispo con sucesión Apostólica, realizando el ritual que la Santa Iglesia ordena teniendo la intención de hacerlo y sobre un varón confirmado que no sea ciego, sordo, mudo, etc. Si no ha sido consagrado con las órdenes previas debe recibirlas para poder tener la plenitud del Orden Sagrado.
Todo lo demás es accesorio para la licitud, no para la validez. Por eso el Vaticano que siempre impugnó que existiera un estado de necesidad que autorizara a Mons.Lefebvre a realizar las consagraciones de Ecône, discutió la licitud del acto, aunque siempre afirmó que eran obispos válidos.
Por eso, más allá de mi opinión personal sobre Mons. Fauré considero que es obispo.
Un saludo y mis oraciones para que continúe con su apostolado estimado Pericon.

Hacia la Verdadera Cristiandad dijo...

Muchas gracias por su aporte, saludo y oraciones.
Estamos a su disposición.